La situaci贸n de confinamiento ha desembocado, para muchas mujeres, en situaciones de violencias machistas de las que ahora es m谩s dif铆cil liberarse. El miedo a salir de casa se a帽ade al miedo al maltratador. Es necesaria y urgente la cohesi贸n entre organismos centrales y territoriales de cara a la creaci贸n de redes seguras para las mujeres.

Desde el Plan de Choque Ecofeminista estamos trabajando en diversas campa帽as contra las violencias machistas, ya que ahora permanecen todav铆a m谩s ocultas de lo habitual al no llevarse a cabo, por ejemplo, determinados procesos judiciales. Proponemos, por tanto, la realizaci贸n de campa帽as de visibilizaci贸n municipales, territoriales y estatales sobre los recursos disponibles contra la violencia machista en todo el estado.

Queremos visibilizar adem谩s la acentuaci贸n de una crisis de los cuidados que se ha evidenciado m谩s en este contexto de confinamiento, ya que somos nosotras las que estamos asumiendo, en muchos casos, una gran carga del trabajo reproductivo y de cuidados (imprescindibles para la vida) que desemboca en una gran dificultad para conciliar en este contexto de cuarentena.

Queremos hacer una especial incidencia en el medio rural ya que las mujeres tienen menos acceso a la informaci贸n y formaci贸n sobre g茅nero puesto que las diferentes redes e instrumentos de protecci贸n ante este tipo de violencias se encuentran en su mayor铆a en los n煤cleos urbanos. 

Por otro lado, queremos visibilizar a las mujeres en situaci贸n de trata y explotaci贸n sexual tambi茅n est谩n en una situaci贸n de tremenda vulnerabilidad y debe existir una alternativa para ellas y un tejido social y de intervenci贸n que las respalde. Ante la sospecha o evidencia de que se est茅n produciendo violencias machistas es muy importante recalcar que la intervenci贸n vecinal y/o comunitaria sea clave. El vecindario, los colectivos feministas y las diversas redes de apoyo han de realizar un acompa帽amiento y prestar apoyos ante cualquier sospecha de agresi贸n.  Su actuaci贸n puede ser crucial ante cualquier caso en el que se escuchen gritos, golpes o ruidos.

Adem谩s, deben de difundirse de forma clara pautas para toda la poblaci贸n sobre c贸mo actuar ante sospecha de agresi贸n. Exigimos recursos suficientes para garantizar la atenci贸n, recuperaci贸n y reparaci贸n integral de las mujeres que viven situaciones de violencia, al margen de cual sea su situaci贸n (regularizada o no) y exigimos recursos econ贸micos, en el 谩mbito laboral y formativo, as铆 como la existencia de alternativas habitacionales adaptadas a las necesidades de las mujeres y sus hijas e hijos en situaci贸n de vulnerabilidad, agravada por la crisis del COVID-19, y en especial, para mujeres con diversidad funcional, migrantes, racializadas y personas trans.

#LibresySeguras

CONFINADAS PERO COMBATIVAS!